EL ETERNO ENAMORADO

ETERNO ENAMORADO ArturoChávez

NoviasElegantes

Don Arturo Chávez y su enamorada “Esmeralda”

05-01-2016 – Recientemente,  unos periodistas de TV Azteca,  fueron al Hospital de la Cruz del Norte, a investigar sobre el “enamorado”.  El encargado del hospital, les dijo que desde el 2000 había sido dado de alta, porque unos años después de que le habían dado el maniquí, él se comenzó a percatar que era una muñeca de madera y comenzó a reaccionar hasta ser dado de alta y puesto en libertad.  Algunos años después algunos integrantes del hospital quisieron averiguar a dónde se había ido, sin embargo, nunca jamás volvió nadie a saber de él.  Se dice que tal vez se fue de regreso al sur a algún estado de la república.

***************************************

19-29-2013- La mayoría de los sonorenses, conocemos muy bien esta historia de amor.  Por allá en los años 80´s , me tocó conocerlo, siempre sentado o parado ceremoniosamente observando día y noche a su maniquí.

Con el tiempo se volvió famoso,  una parte más de una tradición sonorense.  Así transcurrieron los años,  todos nos acostumbramos a verlo por esos rumbos al final del Blvd. Rodríguez y sobre el Blvd. Luis Encinas Esq. con la Heriberto Aja, en esa boutique que si volviera famosa, mas que por sus vestidos, por su eterno enamorado.

No se metía con nadie, no pedía nada, era indigente, pero él vivía extrañamente sólo de amor.  En una ocasión la propietaria con la finalidad de deshacerse de él, le dijo que si quería que le regalaba el maniquí.  La desvistió y se la entregó a lo que Arturo, rápidamente protestó; él la quería con su vestido de novia.

Pasó toda una década o más, en sus delirios esquizofrénicos amorosos.  Hasta que una mañana, desapareció la novia.  De un día para otro, la dueña cerró el negocio porque derrumbarían el lugar para abrir paso a un McDonald´s, sin acordarse nadie de Arturo.

El impacto sobre Arturo fue mayor a lo que nadie se hubiera imaginado, realmente se volvió loco, terminó internado en la Cruz del Norte, donde aún permanece tristemente solo y abandonado por su “Esmeralda”.

Contestar

*