HERMOSILLO DE AYER: “EL RINCÓN SERRANO”

Hace rato que no subía un cuento. Este me gustó por su sencillez.

Martín Huva

Martín Huva. ( Historias, anécdotas, crónicas, relatos y leyendas).  Quizá algunos de ustedes vivió algo así. 19-09-2015
Llega la obscuridad de la noche, seña de que tenemos que acostarnos, es hora de tender los catres; en nuestros barrios nos separaban de los vecinos un cerco de púas y una hilera de carnavalitos, así que muchas veces hasta podíamos platicar con ellos ya acostados, en nuestro hogar era una “guasanga” de chamacos muchas veces mitoteando… “apá, mi hermano me quito la almohada”, o cosas por el estilo, bastaba un – ya “calmensen” , enérgico, para que terminara el pleito… lo más sabroso de esto era la plática previa;, anécdotas de los padres, charras, contar las estrellas, encontrar figuras en ellas y en las nubes, y cuando llegaban los rezos (clásico el Ángel de la guarda, San Jorge Bendito amarra tus animalitos…,y Santa María madres de Dios…) era señal que llegaba el final de la charla, las cuales muchas veces nos arrullaban y nos dormíamos antes de que estos terminara, es también es un gran gozo recordar por ejemplo como nuestros padres nos protegían de los zancudos quemando un poco de boñiga para que hiciera humo ( y así ahuyentar los moscos) además untándonos petróleo o vicks, del mismo modo, levantarnos antes de que saliera el sol, levantar los tendidos y el catre; también recordar la gran aventura en las noches de tormenta cuando previamente llegaba el ventarrón con olor a tierra mojada o acompañada de tierra o con llovizna y todos a recoger tendidos y meternos a la casa rápidamente, a esperar que esta pasara y volver a salir, pues dentro de la casa era un “infierno”, era común también que los catres fueran 6,7 o más pues, las familias de antes se integraban por mínimo 8 personas; era realmente hermoso dormir en medio de los padres, pero ese privilegio te lo quitaba el más chico de la familias, puesto que se iba pasando a quien fuera naciendo y solo se lo podía quitar un nuevos integrante. Cuando la modernidad de los cooler llegaron todos a dormir a dentro en un solo cuarto, claro en el piso y un gran “tenderete” a ganar el mejor campo donde pegue más el aire, y pobre de aquel que le mueva las rejillas. Si viviste algo así, eres de la gente que hoy valora lo que tiene y lucha por darle lo mejor a sus hijos y nietos y sabe que aquellos años hoy de añoranzas, fueron también de aprendizaje.

Un comentario a HERMOSILLO DE AYER: “EL RINCÓN SERRANO”

  • Dedicated server  dice:

    Finalmente Hermosillo externo su deseo de ser el presidente de Cruz Azul, sin embargo, se antoja dificil “porque, por el momento, creo que no soy muy querido por el promotor y creo que por el presidente”.

Contestar

*