¿QUIÉNES SON MAS INFIELES, ELLAS O ELLOS?

Ellas o Ellos

LEON, GTO.  21 de noviembre, 2013- 20/11/2013 14:44 Luis Negrete/Corresponsal.  

La infidelidad se define como una falta de lealtad a la pareja. Hombres y mujeres tienden a caer en la tentación de ser infiel. El deseo de ser amado y la baja autoestima tratan de evitar a toda costa la soledad.

Un estudio realizado y difundido por internet arrojó resultados sorprendentes:

Pues yo creo que los hombres, pero ahorita como están los tiempos quién sabe, yo creo que sí hay más mujeres infieles que hombres.

-¿Tú eres infiel?

–No. Obviamente no”.

¿Eres infiel?

–No.

-¿Crees que las mujeres son más infieles que los hombres?

–Yo pienso que los hombres que las mujeres pero en la actualidad ya no se sabe”.

León ocupa uno de los primeros cinco lugares en infidelidad a nivel nacional, donde las infieles son las mujeres, pues según el sondeo ellas tienden más a buscar el cariño de un hombre y sólo cuando se sienten solas cometen este tipo de actos.

Ante la pregunta, la terapeuta familia y psicóloga social, Laura Macías Velazco responde:

¿Por qué las mujeres somos infieles? por necesidad de amor, necesidad de afecto y los caballeros son infieles por necesidad de respeto”.

A decir de expertos, esta temporada decembrina se tiende más a cometer el acto de infidelidad pues las condiciones climatológicas hacen que el cuerpo reaccione de determinada forma y produzca la necesidad de estar con alguien y la necesidad de ser querido.

Lo que pasa es que ahora se sabe, ahora se dice, porque el hombre es infiel para que los demás lo noten, lo dice, lo expresa, es un símbolo de machismo, de autoridad, las mujeres no tiene que decirlo, las mujeres son infieles, pero no lo cuentan, solo a su mejor amiga”, asegura Laura Macías.

Yo creo que es el impulso y la calentura, si tú te sientes vulnerable, porque te sientes solo, te sientes descuidado, te sientes poco valorado; no te vayas a un lugar a solas, no empieces a hacer caricias más allá de un abrazo, tocarse las manos, porque el que entre la calentura en el cuerpo hace que ya no puedas frenarte, ya por impulso no tanto por amor o porque realmente la persona te interese”, concluye la terapeuta.

Contestar

*