SHRILK: EL PLÁSTICO DEL FUTURO

PlásticodelFuturo

MuyInteresante/09/05/14 –Investigadores del Instituto Wyss Para la Ingeniería Biológica de la Universidad de Harvard, se han dado a la tarea de buscar una alternativa para la base plástica que se utiliza en la fabricación de bolsas y encontraron una solución natural para resolver el problema de la contaminación causada por los desechos plásticos.

El equipo de científicos descubrió que la quitina, un carbohidrato que se puede encontrar en los caparazones de crustáceos y las alas de algunos insectos, es el componente ideal para sustituir al plástico. 

Cuando se mezcla con hidróxido de sodio, la quitina se convierte en quitosano, un polisacárido que se utiliza para la filtración del agua y para mejorar el crecimiento de las plantas. Asimismo, puede ayudar a combatir las infecciones causadas por hongos en las plantas. 

Los investigadores decidieron combinar el quitosano con una proteína obtenida de la seda. A este nuevo producto se le ha llamado shrilk. Javier Fernández y Donald Ingber publicaron en el diario Macromolecular Materials and Engineering una breve descripción de los beneficios del shrilk. 

“El quitosano es una sustancia fácil de conseguir y barata, además de que puede servir como un bioplástico y reemplazar a los plásticos convencionales en diversas aplicaciones industriales” declaró Ingber.  En sus comienzos, el shrilk tendía a encogerse. Sin embargo, Fernández,  Ingber y su equipo lograron cambiar ésto al añadir aserrín a la fórmula.  

Una de las mayores ventajas del shrilk es que su tiempo de descomposición es de tan sólo dos semanas y a su vez funciona como un estimulante para el crecimiento de las plantas. 

Contestar

*